Mil y una formas de evaluar el Talento de las personas.

Solución integral para la evaluación de profesionales

TalentSuite es una herramienta multipropósito con la que podrás llevar a cabo diversos procesos para la evaluación de personas y profesionales. A continuación te proponemos 6 ejemplos de procesos que podrías realizar con TalentSuite, pero recuerda: el proceso es a tu medida, así que hay infinitas posibilidades de configuración.

Proceso de Certificación

Se trata de un procedimiento por el cual una empresa u organismo garantiza, mediante un documento acreditativo, que un profesional cumple los requisitos especificados y necesarios para un puesto de trabajo.

Pruebas sugeridas para este proceso:

Proceso de Validación

La validación es un proceso interno de la empresa en el que se trata de llevar a cabo una revisión de los empleados en cuanto a su perfil competencial y capacidades para cumplir una tarea necesaria para la organización.

Pruebas sugeridas para este proceso:

Proceso de Selección

Este proceso tiene como fin elegir a los candidatos idóneos para un puesto de trabajo. El objetivo es, mediante una serie de pruebas, reclutar y seleccionar personal nuevo.

Pruebas sugeridas para este proceso:

Test de Nivel

El Test de Nivel te permitirá analizar y conocer el nivel de conocimientos que tiene todo un equipo de profesionales. Permite obtener un ranking global e incluso analizar carencias para posteriormente introducir planes formativos. También puede utilizarse para concursos corporativos motivacionales y premios.

Pruebas sugeridas para este proceso:

Evaluación de Desempeño

Es un tipo de evaluación para determinar la calidad del trabajo que realiza un profesional versus los resultados obtenidos. Permite medir el rendimiento laboral y establecer una serie de objetivos, compromisos y acciones, con el fin de mejorar. El feedback por parte del evaluador y las múltiples sesiones espaciadas en el tiempo son esenciales para garantizar el éxito.

Pruebas sugeridas para este proceso:

Evaluación 360º

Se trata de una evaluación medida desde todos los ángulos, llevada a cabo por todas las personas o profesionales que tienen contacto con el empleado. Los resultados se obtienen a partir del feedback que da su entorno profesional: superiores, subordinados, clientes, colaboradores y compañeros.

Pruebas sugeridas para este proceso: